,

Ser escrupuloso es ser sensato

drupon-rinpoche640
Uno de los mayores errores que he visto cometer a los budistas occidentales cuando se trata de recibir enseñanzas de dharma es sentir que alguien es un maestro apto si puede explicar bien las enseñanzas. No se piensa en que los maestros han de tener el punto de vista concreto que explican. Esa actitud proviene de una falta de comprensión del dharma.

Cuando se trata de confiar en un lama, lo más importante es considerar si tiene la mente de un practicante de dharma o no, porque nuestro estudio del dharma no consiste simplemente en estudiar palabras y teoría. Nuestro deseo principal es domar la mente y adquirir la mente de un practicante del dharma. Por tanto, los maestros de dharma deben ser practicantes del dharma.

Nunca deberíamos recibir enseñanzas de dharma de una persona que tiene una visión mundana muy fuerte, porque los caminos del dharma y del mundo son opuestos. Así pues, alguien que cuente con una visión mundana muy fuerte es ignorante en el dharma. Por supuesto que si deseas aprender un tema secular de ellos, es distinto, puede ser correcto; pero un maestro de dharma debería tener una perspectiva mundana débil, porque lo que enseñan es lo que erradica los puntos de vista mundanos. Si no han sido capaces de adiestrar su propia mente en el dharma, ¿cómo podrían ayudar a los demás a adiestrar la suya?

Si vemos que el maestro es humilde, hay una posibilidad de que sea una persona dhármica. Y aunque no lo sea, la humidad sigue siendo una cualidad excelente; así que si alguien es humilde, que se preocupa por los demás, que no tiene prejuicios es una buena persona de la que recibir enseñanzas de dharma, porque es más probable que tengan dharma que ofrecer. Esto resulta realmente esencial. No porque alguien parezca que conoce lo suyo y pueda citar muchos textos budistas es un buen maestro de dharma, porque puede que lo que expliquen no sea auténtico dharma.

Hemos de tener mucho cuidado en qué tipo de lama depositamos nuestra confianza y conocer cuáles son las cualidades de un lama genuino. Lo principal entre ellos es que tienen que haber domado su mente y deben conocer los métodos para lograrlo. Deben tener pocas emociones negativas. Ese es el tipo de persona en la que confiar.

No soy practicante de dharma de ningún modo, pero he vivido con practicantes de dharma auténticos, por eso quizá tenga una idea más clara de lo que significa ser un practicante de dharma. No confiéis simplemente en cualquier lama mayor, no miréis si tiene un gran título como Rinpoché, Tulku, Khenpo, etc, sino buscad a alguien que es humilde y atento, que no causa problemas y parece tener poco deseo e ira. Al confiar en una persona así, adquiriréis muchas buenas cualidades.

Extracto de una enseñanza dada a los practicantes occidentales en el Centro de Retiros Thrangu Sekhar, Nepal, el 4 de febrero de 2017.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=657322831119547&set=a.107100232808479.8156.100005255070694&type=3&theater

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario