El Lama Jinpa Gyamtso (Angel Vidal) conoció el budismo en 1982. En 1984 entró en el retiro tradicional de cuatro años en Kagyu Samye Ling, en Escocia, y tras un año de intervalo realizó un segundo retiro de cuatro años. En 1989 recibió de Khenting Tai Situpa la ordenación de monje.

Discípulo de Akong Tulku Rinpoché, ha recibido centenares de transmisiones y enseñanzas de muchos de los principales maestros de la escuela kagyu, en especial de Tai Situ Rinpoché, Khenchen Thrangu Rinpoché y Khenpo Tsultrim Gyamtso Rinpoché, y guarda un vínculo especial con el Gyalwang Karmapa, Ogyen Trinle Dorje.

A partir de 1993 su maestro Akong Rinpoché, le encargó dirigir, junto con Lama Tsondru, los centros Samye Dzong en España e impartir enseñanzas en ellos. En junio de 2001 fue investido con el título de Lama por su experiencia en meditación y por su larga trayectoria al servicio de los demás y del linaje Kagyu.

De 2003 a 2007, conjuntamente con Lama Tsondru, dirigió el primer retiro de tres años y siete meses en Girona, y de 2008 a 2012, un segundo retiro de cuatro años de duración.

Ha dado enseñanzas en muchos lugares de España así como en diversos países europeos y, regularmente, en México. También ha traducido numerosas liturgias budistas y libros del tibetano y el inglés al castellano, como El libro del Monlam Kagyu, La antorcha de la verdad y El sol de la sabiduría. Además es autor del libro Morir y volver a nacer.

En 2015 dejó la ordenación monástica y varió su trayectoria. Actualmente sus enseñanzas se centran en la esencia del dharma de Buda más allá de las ortodoxias institucionalizadas, así como en la búsqueda de concordancias entre la sabiduría budista y los paradigmas de la realidad contemporánea. Es sumamente apreciado por su clara exposición de las enseñanzas y su capacidad para hacerlas actuales y útiles en la vida cotidiana.

La creación de los diversos centros Samye Dzong y Samye Dechi Ling en España y las actividades llevadas a término en los mismos desde 1993 hasta 2016 han sido posibles gracias a la plena dedicación de Lama Jinpa. Su larga aportación ha sido de gran beneficio para la entidad y para su continuación en el futuro.

La Fundación Rokpa agradece profundamente a Lama Jinpa los 23 años de su valioso trabajo en los centros Samye Dzong, así como sus excelentes traducciones.